En tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El vehículo aeroespacial de Rusia, para carga, lanzado el martes 28 desde Kazajstán está fuera de control, según las autoridades

 

cita del cuento breve poste verdoso

 

 

3:39:25 PM

 

La nave espacial rusa no tripulada fue lanzada el día de ayer, martes 28, desde Kazajstán, pero al poco tiempo de su despegue se perdió contacto con ella. Las autoridades expresaron que la nave rusa de carga llevaba los suministros a la Estación Espacial Internacional y está fuera de control tras lo cual podría reingresar a la Tierra.

 

Un portavoz de la misión de control dijo a la agencia de noticias de Rusia: Interfax, que la nave espacial había llegado a su órbita más alta cuando se perdió el contacto, lo que significa que ahora no será capaz de acoplarse con la Estación Espacial Internacional (ISS, sigla en inglés). El vehículo de carga Progress M-27M está orbitando en un giro incontrolable. Los científicos procuran restablecer el contacto para tomar el control, aunque fue imposible hasta ahora, y es muy probable que se rompa por encima de la atmósfera y reingrese a la Tierra.

 

“Ahora la posibilidad de vinculación de la nave con la ISS no vale la pena. Lo principal ahora es asegurar que su órbita sea controlada y segura”, agregó el portavoz.

 

Astronautas Kelly, Padalka y Kornienko antes del viaje

Kelly, Padalka y Kornienko – astronautas

 

 

 

 

Dos astronautas están instalados para permanecer un año en la ISS: Scott Kelly, estadounidense de la NASA y Mikhail Kornienko, ruso de la Agencia Espacial Rusa. Cuyo objetivo es registrar y obtener datos sobre cómo reacciona el cuerpo humano a los períodos prolongados en el espacio con gravedad cero. Kelly de 51 años y Kornienko de 54 años viajan junto con Gennady Padalka quien permanecerá sólo seis meses en la ISS.

 

Los astronautas Kelly y Kornienko en la ISS

Kornienko y Kelly

 

 

 

La Agencia Interfax informa que es probable que la nave espacial Progress M-27M vuelva a ingresar a la atmósfera terrestre en las próximas horas. Cuando un satélite de la Agencia Espacial Europea reingresó a la atmósfera de la Tierra en noviembre de 2013, se quemó y se desintegró en piezas muy pequeñas por lo que no represetan ningún peligro para la población en la Tierra. El año pasado, otra de las naves Progress dejó la ISS luego de la entrega de suministros, y según la NASA cuando se ordenó el ingreso a la atmósfera de la Tierra, se desintegró sin causar daños.

 

 

La nave espacial Progress M-27M realizaba el viaje para la entrega de alimentos, agua, combustible, oxígeno y ropa para la tripulación de 6 personas, que orbitan a unos 420 km sobre la Tierra. No obstante, los astronautas poseen los suministros suficientes para el mantenimiento y próxima entrega que ya está prevista para el 19 de junio. Un especialista de la industria espacial comentó a la Agencia Interfax que la pérdida representa 5 mil millones de rublos ($97 millones de dólares), aunque las compañías de seguro aún no confirmaron la pérdida total de la nave.

 

La vida de un astronauta en la estación espacial

 

Los astronautas realizan las mismas acciones cotidianas como lavarse el cabello, cepillarse los dientes, ducharse, dormir y demás actividades como lo hacen todas las personas en la Tierra, pero con limitaciones de espacio físico y en distintas condiciones ambientales: gravedad cero.

 

[slideshow_deploy id=’3021′]

 

 

  •  
  •  
  •  
  •