En tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuanta barbarie humana transcurrió en 1.989 por el mundo. Ni pensar en los más de 12.000 años de historia humana en la que el hombre fue el principal depredador del Hombre. No hay igual entre las especies vivientes que habitan el planeta.

 

Nacimiento del Muro de Berlín

 

25 años atrás, el 9 de noviembre, caía un símbolo para el mundo, conocido con el nombre de “La Guerra Fría”; sin embargo, para quienes vivieron de cerca los hechos históricos no fue un símbolo, sino la materialización (de un grupo de hombres hambrientos del poder efímero que no dudaban en matar a sus semejantes si traspasaban hacia el occidente) de un bloqueo a las filtraciones ideológicas provenientes de los 3 frentes vecinos opuestos: Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Fue una guerra ideológica, desde ambos lados, y en el medio de esa contienda quedaron, a la deriva, una mayoría de ciudadanos comunes que no comulgaban con las premisas de oriente.

muro de berlín en 1945

División de Alemania en dos partes, 1.945. Muro de Berlín en 1961. Imagen de la web, clic sobre ella para ver más grande.

 

Tras el fin de la II° Guerra Mundial, las naciones que prevalecieron sobre la Alemania de Hitler, se disputaron el territorio germano cual harapos de una bestia fulminada, y la dividieron en 2 partes: Estados Unidos, Francia e Inglaterra tomaron la parte occidental, y la ex U.R.S.S. (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) tomó la parte oriental. Así ocurrió en los acuerdos de la Conferencia de Postdamn, cerca de Berlín entre 17 de julio y 02 de agosto de 1.945. En ella estuvieron presentes: Stalin, Churchill y Truman.

La creciente ideología de las 2 potencias surgidas: Capitalismo vs Comunismo, Estados Unidos vs U.R.S.S. hizo que con los años se acentuaran las diferencias y finalmente se distanciaran.

 

Para oriente fue el “Muro de Protección Antifascita”; para occidente fue el “Muro de la Vergüenza”; para el resto del mundo fue el “Muro de Berlín”. 28 años, 2 meses, 3 semanas y 6 días o si lo prefieres 10.314 días aproximadamente tuvo existencia “la concreta excusa” de unos hombres que veían cómo la mayoría de los alemanes de oriente huían del sector donde los derechos humanos y los privilegios eran solo para la clase política y militar. Miles de hombres, mujeres y niños murieron en su intento de libertad. Cruzar hacia el otro lado se transformó en una necesidad de volver a respirar, y el alto precio para ello lo justificaba el ahogo sofocante en el que eran sometidos.

En el período pre-muro, del ’45 al ’61, huyeron de Alemania Oriental – RDA unos 3 millones de personas. De Democrática solo tenía su palabra muerta la República Democrática Alemana.

El Muro de Berlín tuvo una extensión de más de 120 km, y fue mejorado en varias ocasiones. El “Muro de la cuarta generación” se construyó en 1.975, fue de hormigón armado con una altura de 3,6 mts; además, de contar con vallas de tela metálica, cables de alarma, trincheras, cercas de alambre de púas, más de 300 torres de vigilancia y 30 búnkers.

 

El Principio del Fin del Muro

 

En la década de los 80’s se inició un movimiento de apertura hacia la libertad en varios de los países satélites de la ex U.R.S.S. Hungría, Austria y Checoslovaquia habían iniciado el camino de la apertura de las fronteras hacia occidente. Esta fue la consecuencia a la creciente ola de manifestaciones para que los gobiernos cambien sus políticas de estado en materia comercial, civil, económica y de trabajo. En 1.989 Hungría y Austria pasan a ser los primeros países en permitir la libre circulación sin permisos especiales. Esta situación generó que 13.000 alemanes orientales emigraran a Hungría y de allí hacia Alemania Occidental.

Las manifestaciones se multiplicaron por ciudades como Berlín del Este, Leipzig, Dresden y Halle. Bajo estas circunstancias el líder de RDA Erich Honecker renuncia al cargo el 18 de octubre de 1.989, siendo reemplazado por Egon Krenz. El 6 de noviembre Checoslovaquia protestaba ante RDA el aumento de la inmigración de alemanes orientales.

Günter Schabowski, miembro del Politburó del SED o Partido Socialista Unificado de Alemania, anuncia en conferencia de prensa que todo tipo de restricciones son retiradas. Inmediatamente el periodista de la agencia italiana ANSA, Riccardo Ehrman, pregunta sobre el derecho de viaje:

“Señor Schabowski, ¿cree usted que fue un error introducir la Ley de Viajes hace unos días?”

En referencia a una ley confusa sobre permisos de viajes que permitió el éxodo de miles de alemanes hacia Checoslovaquia y Hungría. Para evitar malas interpretaciones, Schabowski sacó unos papeles de su bolsillo y repitió que los ciudadanos de la RDA pueden ir al oeste sin pasaportes ni visado, tan solo mostrando el carné de identidad o documento similar. Schabowski había leído ante el Consejo de Ministros un proyecto de ley:

 “Los viajes privados al extranjero se pueden autorizar sin la presentación de un justificante; motivo de viaje o lugar de residencia. Las autorizaciones serán emitidas sin demora. Se ha difundido una circular a este respecto. Los departamentos de la Policía Popular responsables de los visados y del registro del domicilio han sido instruidos para autorizar sin retraso los permisos permanentes de viaje, sin que las condiciones actualmente en vigor deban cumplirse. Los viajes de duración permanente pueden hacerse en todo puesto fronterizo con la RFA”.

Riccardo Ehrman: “¿Cuándo entra en vigor?”

Schabowski: “De inmediato”.

Con esta respuesta Schabowski comete un error histórico. No lee la segunda página del documento en la que establece que la medida tiene efecto desde el día siguiente.

Los medios de comunicación, radio y televisión, transmiten la esperada noticia tanto a RDA como a la RFA. ¡El Muro está abierto! Esa fue la chispa que encendió a los miles de berlineses de oriente para presentarse en los varios puestos de control para exigir el paso hacia Occidente. Los militares apostados en los controles aún no habían recibido orden alguna; sin embargo, la presión de la gente pudo más que el silencio de las autoridades.

A las 23 horas, sin orden de los superiores, el punto de control de Bornholmerstrabe abre paso a la multitud. Posteriormente le seguirían otros puntos de control. Muchos durmieron a la intemperie para vivenciar la histórica caída del Muro de Berlín.

 

La Memoria se construye con trozos de Muro

 

Un artista alemán, Bodo Sperling, promovió su idea de salvar un trozo del muro para que cada galería de arte urbano tenga parte del recuerdo de la lucha de cientos que lograron cruzar y conmemorar la memoria de aquellos que murieron en su intento de alcanzar la libertad. Frente a ello varios artistas se unieron y fundaron East Side Gallery. Una galería de arte al aire libre, a lo largo de 1.316 metros, sobre la calle Mühlenstrabe cerca del centro de Berlín. Tiene 103 murales pintados por artistas de todo el mundo, homenajeando la libertad, la euforia y la esperanza por un mundo mejor.

 

 

[slideshow_deploy id=’2706′]

Fuente de consulta: Wikipedia.

Comparte en tus redes sociales y amigos si te gustó el artículo, gracias.

  •  
  •  
  •  
  •