En tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El sospechoso Andreas Lubitz, que con deliberación estrelló el avión en los Alpes franceses, estaba con tratamiento médico

 

Con el transcurso de las horas el caso del Airbus320 de Germanwings que fue estrellado por el copiloto, en la región montañosa de los Alpes franceses, se conocen más detalles para determinar la verdadera causa por la que Andreas Lubitz tomó la decisión de descender el avión hasta que se estrelló, y con ello 149 personas perdieron la vida entre pasajeros y tripulación.

 

Allanamiento de la casa de Andreas Lubitz

 

Fiscales y autoridades alemanas encontraron documentación destruida en la propiedad del copiloto de Germanwings. La documentación refería a que el sr. Lubitz padecía de una enfermedad, y que el día de la tragedia no estaba en condiciones de trabajar. Al parecer, esta y otras documentaciones, ocultó a sus superiores de la aerolínea.

La casa allanada está ubicada en Dusseldorf y era habitada por Andreas Lubitz. La fiscalía de esa ciudad dijo: “Los documentos que fueron confiscados tienen contenidos médicos y apuntan a una enfermedad existente, con su tratamiento médico correspondiente”. Además agregaron: “Es un hecho que hay notas sobre su enfermedad y que era incapaz de trabajar. Entre otras cosas, se encontraron notas rotas algunas recientes y una del mismo día del accidente. Esto apoya la hipótesis basada en que el fallecido escondiera su enfermedad a su empleador y a sus colegas de profesión”.

 

¿Batalla legal en puerta?

 

En el allanamiento, las autoridades alemanas, no encontraron notas o mensajes de suicidio o confesión, ni evidencia alguna que sugiera o confirmara algún trasfondo político o religioso a lo sucedido. Según la ley en Alemania, los empleados tienen la obligación de informar, de inmediato a sus empleadores, si no están en condiciones de trabajar. Este es un punto visagra en el caso, pues si las empresas Germanwings y Lufthansa sabían del estado de salud de Andreas Lubitz se convertirá en un pleito legal a futuro. Luego, trascendió que los padres y familiares de las víctimas demandarán a la aerolínea Germanwings.

Según el periódico alemán Bild, informó que el copiloto de Germanwings había sufrido depresión en su etapa de entrenamiento hace 6 seis años, motivo por el cual se suspendió en aquél entonces el entrenamiento. Además, agregó que pasó más de un año bajo tratamiento psiquiátrico. Cabe recordar que el jefe de Lufthansa (propietaria de Germanwings), Carsten Spohr, manifestó días atrás que el entrenamiento del copiloto había sido interrumpido momentáneamente hace 6 años, pero que se reanudó después de que “se restableció la idoneidad del candidato”.

Asimismo la máxima autoridad de la compañía de Lufthansa dijo que indemnizarían a todos los familiares de las víctimas sea cual sea la causa que originó el accidente aéreo del pasado 24 de marzo cerca del pueblo Seyne-les-Alpes, en los Alpes franceses. A su vez, anunció nuevas reglas de seguridad de vuelo. Dichas regulaciones están destinadas a garantizar que los pilotos nunca más se queden solos en la cabina de vuelo. La reglamentación es conocida con el nombre de ‘Regla de dos’. El nuevo procedimiento de seguridad de vuelo, que adoptarán también otras aerolíneas de Europa, establece que dos personas estarán autorizadas a estar presentes en la cabina del piloto en todo momento mientras dure el vuelo.

 

  •  
  •  
  •  
  •