En tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como parte de los acuerdos que entablaron Cuba y Estados Unidos para restablecer las relaciones diplomáticas

 

cita del cuento breve poste verdoso

 

 

3:31:22 PM

En el día de hoy, 29 de mayo de 2015, los Estados Unidos ha eliminado a Cuba de su lista unilateral como estado patrocinador del terrorismo mundial. La medida fue necesaria ya que sortea el obstáculo significativo para avanzar en el tema de la restauración de las relaciones diplomáticas entre ambos países. En primera instancia, el cambio permitirá a Cuba la posibilidad de realizar actividades bancarias en los Estados Unidos, y en segunda instancia permite la apertura hacia otras actividades dentro del territorio estadounidense.

 

Recordemos que el presidente Barack Obama anunció el inició de las conversaciones con Cuba en diciembre pasado. Con ello ponía fin a varias décadas de sanciones y desencuentros con las autoridades de la isla caribeña. No obstante, el embargo comercial de Estados Unidos contra dicho país se mantiene, sólo el congreso estadounidense puede tomar la decisión, con el voto, para que sea levantado.

 

La eliminación, a dicha lista, ha sido una de las demandas principales de Cuba. Ambos líderes se han reunido en varias ocasiones a fin de negociar los detalles de la restauración de las relaciones diplomáticas, las cuales incluyen las aperturas de las embajadas de Washington y La Habana. La semana pasada se habían reunido en Washington donde los diplomáticos no lograron un acuerdo sobre las embajadas.

 

[slideshow_deploy id=’3198′]

 

Consecuencias de la eliminación de la lista

 

La decisión de incluir a Cuba en la lista de patrocinadores del terrorismo ocurre cuando las autoridades de la isla deciden apoyar los movimientos guerrilleros de izquierda en varios países de Latinoamérica. En ese momento Cuba fue considerada un vestigio de la Guerra Fría, luego de la perestroika en la ex URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), dando surgimiento a Rusia como nación.

 

Sin embargo, en los últimos años, el Departamento de Estado de USA ha sido desafiado de manera recurrente por Cuba para generar una iniciativa significativa en su informe anual sobre el terrorismo. Varios de los congresistas aún no están plenamente confiados para destacar que La Habana podría ser eliminada de dicha lista, puesto que todavía sigue albergando a un número importante de fugitivos estadounidenses.

 

El Congreso de Estados Unidos ha rechazado la petición del presidente Obama para levantar el embargo comercial desde hace mucho tiempo. Sin embargo, no hubo ninguna oposición formal durante el período de notificaciones de 45 días para que Cuba sea eliminada de la lista negra del terrorismo. Este hecho lanza un fuerte mensaje hacia Cuba para distender las relaciones y procurar un avance con los restantes acuerdos.

 

El impacto, de la noticia, no tendrá fuerte repercusión desde el punto de vista de los lazos económicos entre ambos países. Pero sí tendrá un fuerte impacto a nivel político, ya que es considerado un movimiento de ‘rehabilitación’ hacia Cuba para eliminar las barreras de financiamiento internacional. Además, este proceso es considerado independiente de los posibles acuerdos para el restablecimiento de las embajadas. Para las próximas semanas se espera que el diálogo y el consenso en los detalles, para normalizar las relaciones, encaminen hacia una mejora en la convivencia. Es seguro que las negociaciones serán duras y complejas e incluso se podrían tomar decisiones radicales por ambos lados. Nadie tiene dudas sobre las grandes diferencias, desde sus sistemas políticos, sobre las visiones del mundo que ostentan Cuba y Estados Unidos.

 

El presidente Obama ordenó la revisión de Cuba en la lista negra de países que apoyan al terrorismo como parte de su cambio de política que anunció el 17 de diciembre de 2014. Luego, notificó al Congreso de los Estados Unidos sobre su intención de retirar a Cuba de la lista el 14 de abril de 2015. Desde entonces los legisladores tenían 45 días para oponerse o discrepar con la medida, lapso que expiró este viernes 29 de mayo de 2015.

 

El gobierno de los Estados Unidos ha sostenido que Cuba albergó a miembros del grupo terrorista vasco de la ETA (España) y a integrantes de la guerrilla de las FARC (Colombia). Por su parte, Cuba manifestó con frecuencia su rechazo a la inclusión de la lista negra, sosteniendo que es unilateral, arbitraria e infundada.

 

 

  •  
  •  
  •  
  •