En tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una joven madre y su hijo lograron permanecer con vida varios días después que se estrellara el avión al oeste de Colombia

 

cita del cuento breve poste verdoso

 

 

 

1:25:00 PM

Uno de los integrantes de la Fuerza Aérea de Colombia describió la superviviencia de ambas personas como ‘un milagro’. El avión Cessna bimotor que transportaba peces y cocos estaba volando desde la ciudad de Nuquí, en la costa del Pacífico, hasta la ciudad de Quibdó capital de Chocó. Según las autoridades de aviación civil, el vuelo desapareció del radar a los 20 minutos de vuelo. La ausencia de respuesta, por el piloto, a las llamadas preocuparon a los funcionarios, desde ese momento sabían que algo andaba mal y enviaron un avión para buscar en la zona.
 


 

El avión Cessna se estrelló, en la selva, al oeste de Colombia. María Nelly Murillo de 18 años, y su hijo de ocho meses, fueron encontrados por los equipos de rescate cerca del pequeño avión que cayó a tierra en la provincia de Chocó. Ella presenta algunas lesiones y quemaduras, mientras que el pequeño parece estar en perfecto estado de salud.

 

La búsqueda aérea por la selva

 

Todo el equipo de búsqueda y rescate realizaron el rastrillaje de la zona, donde se suponía que había caído el avión, desde el aire. Las horas y días transcurrían sin saber de ellos. Hasta que dos días después lograron ver un punto blanco entre tanta vegetación típica de la selva de Colombia. Conociendo las coordenadas se envió al equipo de rescate por tierra. Cuando llegaron al área del siniestro encontraron muerto al piloto del avión Cessna, Carlos Mario Ceballos, en la cabina.

 

Sin rastro de la mujer y su hijo

 

Los rescatistas no lograron encontrar a los pasajeros del avión que, según la lista de abordaje, debían estar: la señora Murillo y su bebé de ocho meses. Sencillamente no estaban a bordo. La inspección ocular de la zona y del avión estrellado arrojó esperanzas al equipo de rescate. De acuerdo al Coronel Héctor Carrascal, de la Fuerza Aérea de Colombia, se dieron cuenta que una de las puertas estaba entreabierta.

 

“El impacto podría haber abierto la puerta, pero también podría haber sido abierta desde el interior. Si este fuera el caso nos empezamos a preocupar, no teníamos idea de lo que les había sucedido. Tal vez se perderían en la selva tratando de sobrevivir o ya estarían muertos”, añadió Carrascal.

 

Uno de los rescatistas descubre pistas que los hicieron pensar que la sra. Murillo y su bebé aún permanecían con vida. Cerca del avión encontraron cáscaras de cocos y con ello renovaron las esperanzas de búsqueda. Siguiendo el rastro encontraron el certificado de nacimiento del bebé muy cerca de un árbol, esto los convenció que la joven madre intentaba dejar rastros por el camino hacia el interior de la selva.

 

La estrategia del grupo de búsqueda, para encontrar a los sobrevivientes, fue dividirse en dos: uno por tierra y otro por aire. El equipo de tierra rastrillaba el área procurando localizar más pistas; mientras que el grupo por aire sobrevolaba la zona, en helicóptero, usando un megáfono gritando su nombre y solicitando que regrese al lugar del accidente. Durante dos días la estrategia parecía no tener resultados alentadores.

 

El Encuentro

 

Sin embargo, los esfuerzos persistieron y el miércoles 24 de junio, el grupo de rescatistas encuentran a la señora Murillo y su hijo cerca de un barranco, a orillas de un río, a 500 metros del área donde se accidentó el avión Cessna. Ambos fueron transportados, en helicóptero, al hospital de Quibdó.

 

[slideshow_deploy id=’3368′]

 

La señora Murillo relató que se las arregló para abrir la puerta de la cabina y alejarse del avión hacia el interior de la selva, ya que el fuego se extendía hacia la cabina y temía que explotara. Ella sufrió quemaduras en la cara, brazo y pierna, y con gran fortuna su hijo no sufrió ningún tipo de lesión. También les comentó que escuchó los llamados por el altavoz del helicóptero, y ello la impulsó a regresar por el camino hacia el lugar donde se estrelló el avión.

 

 

  •  
  •  
  •  
  •