En tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    84
    Shares

«Al infinito y más allá» decía Buzz Lightyear , uno de los personajes de ficción en la saga “Toy Story”.

Este artículo no refiere a la ficción, pero si nace de la ficción.

 

  • El Sueño del Hombre: Conquistar el Espacio

 

Recuerden que el primer satélite artificial desarrollado, creado, lanzado y puesto en órbita por el hombre (Sputnik 1) data del año 1.957. Dicho acontecimiento fue un 4 de octubre. Los soviéticos (ex URSS) fueron los primeros en lograr la hazaña tecnológica (la guerra fría con USA como telón de fondo). La función del Sputnik era la de transmitir datos sobre la atmósfera, entre otros. (clic aquí para conocer más).

 

Antes del 4 de octubre de 1.957, un artefacto transmitiendo información de y hacia la tierra era pura ficción (por ello inicié el artículo con la frase de un personaje ficticio).

 

Han pasado 57 años. Hoy los satélites artificiales puestos en órbita por el hombre, para recopilar todo tipo de información, es habitual. Es más, sin ellos muchos de nuestros servicios en el hogar no existirían o dejarían de funcionar: Internet, TV, Telefonía entre otros.

 

Actualmente existen más de 9.300 artefactos que orbitan la tierra, muchos de ellos fuera de servicio.

 

 

  • Los Satélites Artificiales

 

Pero ¿qué es un satélite artificial?

 

Un satélite artificial es una nave espacial que contiene equipo de transmisión y recepción de señales. Cada satélite se conforma de dos secciones:

 

1- Sistema de Comunicaciones (servicios de datos, radiodifusión sonora y televisión, internet, telefonía rural y educación a distancia).

2- BUS, proporciona la manejabilidad, orientación, estabilidad, control y configuración de 1-.

 

No todos son iguales, se clasifican en: A. Satélites de Observación. B. Satélites de Comunicación. Esta es muy sencilla, pero existe otra clasificación que los agrupa en:

a.1- Telecomunicaciones: Usos en telefonía y televisión.
a.2- Observación Terrestre: Usos científicos y militares.
a.3- Observación Espacial: Usos científicos.
a.4- Localización: Usos científicos y militares.
a.5- Estaciones Espaciales: Usos científicos y militares.
a.6- Sondas Espaciales: Usos científicos.

Además, también se los puede clasificar según su órbita en:

 

b.1- Satélites Geoestacionarios: Giran sobre el ecuador terrestre y su uso principal es la transmisión de datos, voz y video.

b.2- Satélites no estacionarios: Giran en dirección opuesta a la Tierra o igual dirección a velocidad mayor, y su uso principal es la percepción remota, telefonía u otros.

Se subdividen en:

b.2.I- MEO (traducido sería Órbita Media de la Tierra) orbitan a 10.000 km de altitud.

b.2.II- LEO (traducido sería Órbita Baja de la Tierra) orbitan entre 250 y 1.500 km de altitud.

  • Argentina

 

El pasado 16 de octubre de 2014, luego de 7 años de construcción, Argentina lanzó al espacio su 1° Satélite Geoestacionario ARSAT-1, desde el Centro Espacial de Guayana, en la ciudad de Kourou-Guayana Francesa. Este proyecto requirió una inversión declarada de 270 millones de dólares, y fue desarrollado por la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT), en la ciudad de Bariloche, provincia de Río Negro.

 

 

 

Después que ARSAT-1 logre mantener su posición prevista (aproximadamente 10 días de maniobras por parte de los técnicos argentinos), estará en condiciones de transmitir 24 canales en banda Ku con una vida útil de 15 años. Cubrirá todo el territorio argentino e incluso ofrecerá servicios a sus países vecinos: Chile, Uruguay y Paraguay. Estos servicios comprenden señales de video a operadores de cable, TDH (Televisión Directa al Hogar), datos, telefonía y acceso a internet a través de las antenas VSAT.

 

  • ¿1° Satélite Artificial de Argentina?

 

A esta pregunta le corresponde un Sí y No.

 

No. Su primer satélite puesto en órbita corresponde a LUSAT-1, en 1990. Fue un proyecto de Radioaficionados. Su uso fue solo para los radioaficionados.

 

Posteriormente siguieron: MUSAT-1 (científico), VÍCTOR-1 (científico), SAC A, B, C y D (científicos; el D fue diseñado y construido en Argentina), NAHUELSAT-1A (telecomunicaciones), IS-805 de INTELSAT (comunicaciones), LATINSAT A, B, C y D (telecomunicaciones), PEHUENSAT-1 (educativo) y CUBEBUG 1 Y 2 (nanosatélites; educativos y radioaficionados; el 2 cuenta con 80% de componentes argentinos).

 

Sí. ARSAT-1 es el Primer Satélite Geoestacionario para las Telecomunicaciones, diseñado y desarrollado por científicos argentinos con la mayoría de sus componentes construidos en Argentina. El Nahuelsat-1A no reúne todos estos logros, fue un satélite de fabricación extranjera para uso de una empresa privada. Víctor-1, Lusat-1 y Pehuensat-1 son considerados experimentos para demostrar la capacidad, de sus autores, para construir un vehículo espacial (ver satélites argentinos, clic aquí).

 

  • ARSAT-1 su significación

 

¿Qué significación o consecuencias traerá aparejado el funcionamiento del satélite geoestacionario argentino, ARSAT-1?

 

En primer lugar, hay que mencionar que Argentina no perderá la posición orbital 81 que va desde USA hasta las Islas Malvinas. El Reino Unido también solicitaba esta posición. Consecuencia: Argentina mantiene el dominio y control de las comunicaciones en el área local, regional y continental (esta con el lanzamiento de ARSAT-2).

 

En segundo lugar, poseer un satélite artificial propio (con la tecnología argentina) se eliminan todo tipo de suspicacias sobre el control real en cuanto a la tecnología que posee el equipo (diferente al control operacional).

 

En tercer lugar, se establece una base sustentable y confiable para la libertad de las telecomunicaciones en el territorio de la República Argentina. Consecuencia: Toma el control del espacio aéreo argentino en materia de telecomunicaciones.

 

En cuarto lugar, al lograr la independencia en telecomunicaciones el país no deberá pagar a otros países los 25 millones de dólares anuales para tener el servicio. Consecuencia: Se ahorra dinero de las arcas estatales.

 

En quinto lugar, Argentina fortalece su posición en el cono sur y estará en condiciones de ofrecer a los países limítrofes el servicio de las telecomunicaciones. Consecuencia: Se incrementará el prestigio de Argentina en materia tecnológica y aumentará sus arcas públicas.

 

En sexto lugar, el próximo año el país lanzará el ARSAT-2 cuya área de cobertura será el continente sudamericano. Consecuencia: Fuerte posibilidad para alquilar los satélites a los diferentes países latinoamericanos.

 

En séptimo lugar, tener el conocimiento y la tecnología para la construcción de satélites artificiales de órbita geoestacionaria, para las telecomunicaciones, supone la posibilidad de vender dicha tecnología a países dentro o fuera del continente. Consecuencia: Ingreso de divisas al estado argentino; exportación de tecnología del más alto nivel.

 

Como podemos ver los beneficios y consecuencias son múltiples. Lograr la independencia en las telecomunicaciones es un logro que muchos países lo desean.

 

Y Argentina va abriendo camino hacia el infinito y más allá.

 

 

  •  
  •  
  •  
  •